Nuevo récord en terahercio: 80 Gb/s, una película en 4K descargada en un segundo

image_pdfimage_print

Wifi y móvil en la era del terahercio

Wifi y móvil en la era del terahercio PXHERE

Presentan en Japón un chip para transmitir y recibir datos por ondas que podrían ser la base del futuro wifi o 6G

La banda del terahercio va superando sus obstáculos tecnológicos. La tecnología de transmisión de datos (como internet) por ondas muy energéticas es una realidad de laboratorio que acaba de batir un nuevo récord. Un equipo de la Universidad de Hiroshima, el INT público de Japón y la Panasonic Corporation han presentado un chip de silicio capaz de emitir y recibir datos a una velocidad de 80 gigabits por segundo en un entorno controlado. Para hacernos una idea de cuánta información implica, una película reproducida en Blue-Ray en 4K ocupa normalmente entre 50 y 100 GB de tamaño a una tasa de velocidad de 82 y 128 Mbps. En teoría, apenas se tardaría algo más de un segundo en descargarla.

Terahercio: Una tecnología en pañales

La tecnología del terahercio está lejos de ser aplicable a escala doméstica. Hay un verdadero reto con los tamaños de los componentes necesarios para su implantación, así como los materiales.

 

Se trabaja para desarrollar un multiplexor, que no es sino el aparato que junta y separa varias frecuencias, como en un televisor: por el cable de antena llegan todas las cadenas, pero luego se separan canal por canal. Ellos tratan de hacerlo con un sistema de placas que funcionarían como antenas de 5g o 6g o wifi.

El estándar WiFi 802.11ad es el más rápido en la actualidad. No es el habitual a nivel doméstico y puede alcanzar los 4,6 Gbps de velocidad teóricos. La banda del terahercio sería hasta cerca de 20 veces más veloz.

Sin embargo, cuanto más rápidas son las ondas, más cortas, con lo que llegan menos lejos porque se atenúan antes. Ya los rúteres actuales a veces trabajan en dos bandas: una corta (con menor latencia, ideal para videojuegos y streaming y otra larga, menos rápida pero que llega a más habitaciones. Lo que es una desventaja, se convierte en un avance en seguridad, ya que es más fácil detectar a un espía.

Fuente: elindependiente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *