Descubren un nuevo tipo de imán que podría mejorar el almacenamiento de datos

image_pdfimage_print
Discos duros

.

Investigadores de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, han descubierto un nuevo tipo de imán con unas propiedades que podrían mejorar el rendimiento de los sistemas de almacenamiento de datos basados en los soportes magnéticos.

Aunque los soportes magnéticos, como los discos duros, están perdiendo terreno frente a otros sistemas de almacenamiento más modernos, basados en chips y memorias Flash como las tarjetas SD o los discos M.2, aún son muy populares porque son baratos y ofrecen una gran cantidad de espacio.

Estos científicos de la Universidad de Nueva York han descubierto un nuevo tipo de imán llamado USb2, porque está formado por un compuesto de uranio y antimonio, que se imantiza y desimantiza más rápido que un imán convencional, con lo que mejoraría el rendimiento de un disco duro.

En los imanes convencionales, los electrones tiene su propio campo magnético aleatorio. Cuando se imantan, los electrones apuntan todos en la misma dirección.

Sin embargo, con el imán USb2, los electrones se convierten en una especie de excitadores de espíns, unas partículas especiales que pueden alinearse magnéticamente de forma independiente, por parejas, cuando están juntas.

Estas partículas, llamadas singlet, se imantizan y desimantizan más rápido que en un imán convencional:

Nuevo tipo de imánNature

En el documento publicado en la revista científica Nature, sus autores han demostrado que este imán USb2 puede funcionar en condiciones ambientales, más allá del laboratorio.

Esto abre las puertas a su uso como superficie magnética, en un nuevo tipo de disco duro.

Disco duro externo
Disco duro externo Seagate 2 TB

Este disco duro externo de Seagate, de 2.5 pulgadas, tiene una capacidad de 2 TB. Se conecta por medio de un cable USB 3.0 o 2.0, y está optimizado para PC, PS4 y Xbox One.

Al imantarse y desimantarse más rápido, este nuevo disco duro podría leer y escribir los datos más rápido. Además consumiría mucho menos.

Por supuesto, pasar de la parte teórica a la práctica puede llevar tiempo, pero esta investigación abre las puertas a la posibilidad de fabricar soportes magnéticos más rápidos y con menor consumo que los actuales. Lo que no sabemos es si este nuevo compuesto de uranio (no radiactivo, por supuesto), y antimonio, afectaría al precio.

Fuente: computerhoy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *